14 abr. 2011

O Ézaro recobra su efervescente cascada

Aunque fuese por imperativo legal, es siempre una buena noticia. A las siete de la tarde del pasado martes, se abrían las compuertas del embalse de Santa Uxía, haciendo que las aguas del río Xallas volviesen a caer libres por el milenario escenario pétreo. Un paraje con una belleza indescriptible, permanentemente custodiado por el Monte Pindo, nuestro Olimpo Celta. Esperemos que esta resolución legal se mantenga en el tiempo, y podamos disfrutar para siempre de este sin par espectáculo natural. Sólo queda decir: ¡Enhorabuena!

No hay comentarios: