1 nov. 2010

Ruta Nemiña-Touriñán, un mar de belleza salvaje

Os proponemos un cara a cara con el Atlántico en este invierno, haciendo un recorrido entre Nemiña y Touriñán.

Desde Casa de Trillo nos trasladamos hasta Nemiña. Empezamos junto a la playa, con las gaviotas de compañeras




La localidad de Nemiña nos brinda una espectacular panorámica, con la playa y Lires al fondo


Las ovejas pastan a sus anchas


Camino de Touriñán los paneles nos acompañan, dándonos información de lo que podemos encontrar. Entre los ejemplares más destacados de la fauna de Costa da Morte figuran el jabalí, el lobo y en el mar los cormoranes.

En un día de temporal las olas se visten de blanco mientras atacan implacables a los pacientes e inamovibles acantilados.



Esta es una formación granítica cercana al Faro de Touriñán.


En esta zona resulta fácil encontrarse con caballos salvajes pastando.


La fuerza del Atlántico es impresionante en un día de temporal.


El Faro Touriñán, el más occidental de la España Peninsular.


Mamá cabra posa con su hijo, espectante.



Un hórreo y una "cabana de palla de millo" en Campos de Touriñán.




La bravura del océano en los acantilados de Moreira.


Un molino de agua en funcinamiento


Cruceiro de Moreira

En invierno también se puede disfrutar del mar, y mucho.