1 nov. 2010

Muxía vive también la visita del Papa a Compostela

Es Muxía una tierra muy vinculada a la devoción Mariana, de manos de Nuestra Señora de la Barca, así como al mundo de la peregrinación. No en vano, aqui tiene su meta el caminante que decide recorrer la prolongación del Camino hasta el fin del mundo.
Mirando siempre a Compostela, Muxía, donde se encuentra Casa de Trillo, vivirá también la visita del Papa Benedicto XVI a la capital de Galicia, donde le esperará, como a todos los peregrinos, el popular Zapatones, por cierto ataviado con una capa de lino artesanal, hecha en la Costa da Morte, en concreto por las astesanas de la Asociación de Amigos do Liño, y donada por APTCM.
El sábado serán muchas las personas que se acercarán a Santiago para ver al Sumo Pontífice. De hecho, en estos momentos están reservados ya la mitad  de los ocho pabellones -dos mil plazas- que habilita la Xunta para la ocasión. La coordinación de los voluntarios que darán cobertura al acontecimiento corre a cargo de otra persona vinculada y que siente cariño por la Costa da Morte: el delegado dicocesano de Juventud, Javier Porro.
El Papa llegará el próximo sábado, día 6, a Santiago. Lo hará acompañado del secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone; el sustituto de la Secretaría de Estado, monseñor Fernando Filoni; el perfecto de Ceremonias Pontificias, monseñor Guido Marini, entre otras autoridades, entre ellas el responsable de la organización de los viajes de Su Santidad, Alberto Gasbarri. El programa de actos en Compostela fue dado a conocer en su momento por el Arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio. Llegará a Lavacolla a media mañana, donde será recibido  oficialmente por miembros de la Casa Real y autoridades nacionales y autonómicas, tanto de carácter civil como eclesiástico. Seguidamente, Benedicto XVI se desplazará en papamovil hasta la capital gallega, accediendo a la Catedral por la puerta de la Azabachería. Rezará en la capilla de la Comunión, para a continuación contemplar el Pórtico de la Gloria, rezar y abrazar al Apóstol,y pasar por la Puerta Santa. Tendrá tiempo igualmente para saludar a los presentes y contemplar el Botafumeiro. Los que tendrán el privilegio de estar en esos momentos en el interior de la basílica serán ancianos, enfermos y niños. Mantendrá también un breve encuentro con el líder de la oposición en el Gobierno español, Mariano Rajoy.
El Papa comerá en el Palacio Arzobispal, degustando un menú elaborado a base productos gallegos. Por la tarde, presidirá la la Eucaristía en la Plaza del Obradorio, en el singular escenario instalado para la ocasión. A última hora regresará al aeropuerto compostelano, desde donde viajará a Barcelona.
Esta visita del máximo responsable del Vaticano tiene una gran trascendencia para Galicia, dado que es la primera vez que en la historia de la Iglesia , en un Año Santo, el Papa ha decidido visitar Santiago.
Que todo salga bien en esta visita de un peregrino de excepción.




No hay comentarios: