20 dic. 2009

El porco celta es ya un producto 'Slow Food'

El porco celta gallego, una de las estrellas de la cocina de Casa de Trillo, es ya un producto Slow Food. Así fue dado a conocer en las jornadas en las que se presentó el Convivium de Galicia del referido movimiento mundial, creado hace unos 23 años por Carlo Petrini en Italia. El cerdo autóctono pasa así a acompañar a los otros dos productos gallegos que integranban ya el Arca del Gusto: la centolla de Lira y el millo corvo de Bueu.
En una mesa redonda, presidida por la gerente de Turgalicia, Carmen Pita, y el alcalde de Muxía, Félix Porto, participó también el alcalde de Lekeitio, José María Cazalis, quien explicó las ventajas y exigencias que conlleva estar incluido en la red de Ciudades Slow. Jorge Miranda, experto en desarrollo local y responsable del Convivium Alto Miño, en Portugal, explicó que la catalogación le está ayudando a revalorizar sus productos locales, de los que elaboraron ya un catálogo. Intervinieron también Miguel Vila, reconocido periodista gastronómico; Antonio García Allut, antropólogo, profesor de la Universidad de A Coruña y miembro de Slow Food, y Manuel Losada, presidente de la Asociación Galega do Porco Celta.
Entre las más de cincuenta personas que asistieron a las jornadas se encontraban el alcalde de Lalín, Xosé Crespo; el regidor de Corcubión, Francisco Lema; el teniente de alcalde de Fisterra, Santiago Ínsua; el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería de Galicia (CEHOSGA), Juan Silva; el presidente de la Federación de Empresarios de Costa da Morte, José Gabín; el presidente de la Asociación de Profesionales del Sector Turístico de Costa da Morte, Manuel Pan; la presidenta de la Asociación de Amigos do Liño, Carmen Riveiro; la presidenta de la Asociación Meiro, de Bueu; la profesora Encarna Otero, los gerentes de la Comarca de Arzúa-Ulloa y del GDR de Costa da Morte, la técnica de Turismo del Concello de Palas de Rei, técnicos agrícolas y en desarrollo local, empresarios del sector turístico, productores, entre otros.
Tras las ponencias, degustación de dos productos gallegos Slow: Porco celtal y brona de millo corvo.