20 mar. 2012

Cádiz 2012: Interesante artículo de Pablo González Novoa

Hace 200 años sus palabras retumbaban desde la tribuna mientras los serviles se revolvían en el asiento:

"Hace 200 años en las Juntas se pedía y se respiraba libertad, los liberales eran minoría pero sus razones ganaban conciencias".
Gloria, prosperidad y el afán de alcanzar el bien colectivo guiaron a los redactores de la Constitución más avanzada de aquella época, la Pepa, el hito democrático inmortal de Cádiz.
Leyes, contrapoderes, edictos, reglamentos y un largo etcétera de material jurídico para dar seguridad al individuo y al grupo. Entre todo alumbraba el zenit del que emanaba el resto.
Cuando Fernando VII ocupó el sillón sino se aplicó esa carta, cuando quiso recuperarse las redes caciquiles hicieron todo lo posible para que el cambio de ley no cambiase nada, pero la semilla de la conciencia de aquellos hombres quedó grabada.
Esos hombres lo pusieron todo por una sociedad, utilizaron todo lo que en aquella época estaba a su alcance y defendieron un principio básico que nos permitiera ser: <>. Nosotros les debemos hacer lo mismo.
200 años después la democracia es Cádiz, la libertad y el orgullo es Cádiz, la ciudadanía es Cádiz. ¡Viva la Pepa!
Pablo González Novoa