1 nov. 2009

EL PUENTE DE VAOSILVEIRO, LA VERGÜENZA DEL CAMINO DE SANTIAGO

El hecho de que los peregrinos tengan que continuar jugándose su integridad física para cruzar el río Castro Vaosilveiro, límite entre los municipios de Cee y Muxía, en el último tramo del Camino a Fisterra y Muxía, constituye a día de hoy la gran vergüenza de la universal Ruta Jacobea.
En el día de ayer, dos caminantes alemanes, usuarios del Bono Iacobus, nada más alojarse en Casa de Trillo, no dudaron en hacer público su profundo malestar. Los peregrinos germanos no intentaron ya cruzar el lecho fluvial, dada la gran crecida experimentada por las últimas lluvias. Ante esta situación, se vieron, como todos, obligados a tomar un tramo alternativo, que incrementa en 2,5 kilómetros su recorrido. Pero lo más grave todavía es que dicha alternativa no está señalizada, lo que hizo que la paciencia de los ciudadanos alemanes tocase su fin.
Las administraciones no pueden continuar echando la culpa de esta lamentable situación a los trámites burocráticos. El puente, demandado y prometido desde hace una docena de años, debe construirse YA. Ahí está el 2010, y los peregrinos sin poder cruzar el río. ¡De auténtica vergüenza!